Skip to main content

Quienes Somos

AF Creativa

Mi nombre es Ismael Aguilar...

Desde muy pequeño me interesó el mundo de la fotografía. Actualmente llevo trabajando 20 años en el sector, he desarrollado una habilidad visual y técnica sumado a la experiencia y puedo reflejar cualquier idea en imagen.

Alcarreño de nacimiento, pero extremeño de pura cepa. La vida me mostró que cada uno tiene un destino, a mi me tocó la lotería con la fotografía. Comencé allá en el año 1998, mi padre, Manuel Aguilar y fotógrafo de profesión, me dejó su maravillosa cámara Yashica FX-3 en una excursión al zoo de Madrid cuando tenía 11 años, allí tiré mi primer carrete, cuidando el enfoque, la exposición y la velocidad. Días después llegaron las fotos a casa reveladas de un laboratorio y ese fue mi primer trabajo. Aún conservo este bonito recuerdo.

Con 16 años y sin terminar mis estudios, entré a trabajar en la empresa familiar Aguilar Fotógrafo. Mi primera formación en la empresa, fue, leerme el manual de la cámara, que para entonces estaba en la fase de cambio de analógico a digital. Siempre estuve rodeado de la tecnología que había entonces, un ordenador ibm, una nueva máquina de carnet que el cliente se veía reflejado en una pantalla y preguntabas si se veía bien para imprimirla, empezaban a sonar algunos programas de edición de fotografía, pero todo gota a gota ya que era el comienzo de una nueva era y de internet. También recuerdo cuando los clientes venían con sus carretes de las vacaciones para sacar las fotos y yo les ponía uno nuevo que regalábamos por el servicio de revelado.

Antes de empezar en la tienda, ya había ido en bastantes ocasiones a trabajar en las bodas, como ayudante o recoge cables pero siempre tenía a mano una cámara para ir disparando lo que veía delante mía.

Comencé a conocer a los compañeros de profesión, los amigos de mi padre que me enseñaron mucho y aprendí de lo que yo llamo, la vieja escuela.

Tras muchos años de formación con los mejores fotógrafos a nivel nacional, me empezó a interesar aún más este bonito trabajo, presentaba fotografías a concursos nacionales, poco a poco iba adquiriendo conocimientos nuevos y todo aquello lo mezclaba para sacar mi propia receta.

Ismael Aguilar

Fundador

Explora nuestros trabajos

Ver Portfolio

Con 21 años, me tocó algo profundo, por un problema de salud en mi familia, me tocó hacer más de 150 niños de comunión, aquí fue cuando pensé que si no era yo el que sacaba el trabajo adelante, nadie iba a hacerlo.

  • En julio de 2013 gané mi primer concurso de fotografía de bodas  a nivel nacional, con una fotografía que realice en Glasgow, Escocia.
  • En 2016 fui nominado por 2 veces en los premios de andalucía de la imagen.
  • En 2017  me nominaron en los premios Goya de fotografía.
  • En 2017 me nominaron de nuevo en los premios de andalucia de la imagen.
  • En 2017 recibí el galardón europeo de Fotógrafo de calidad organizado por la FEP, con una colección de 12 imágenes que llevaba más de 8 años trabajando en ellas.
  • Y en 2017 recibí el mayor de los premios que una persona puede recibir, fui papá.

No he parado nunca de innovar, de aprender, de mejorar, de mostrar lo que era capaz de hacer pero sin llegar a tener que demostrarlo. Como siempre digo, los trabajos los hago para mí y no para el cliente.

Llegó la pandemia, la dichosa pandemia!!! Aquí empecé a sufrir lo que era el estrés, la ansiedad, la incertidumbre si iba a tener trabajo ese año, si se volverían a celebrar bodas y comuniones. Y fue, cuando vi la necesidad de las empresas al crear miles de webs que necesitaban fotografías corporativas para las mismas. Ya realicé algunos trabajos antes, pero de una forma amateur y siempre para aprender.

Durante los meses de pandemia fueron varias las empresas que se pusieron en contacto para hacer fotografías de sus productos. Jamones, embutidos, algún supermercado de carne, algún que otro hotel, inmobiliaria y alguna que otra tienda online. Y fue cuando vi la necesidad que tenían las empresas que necesitaban una imagen creativa y de alta calidad de sus productos.

Y se me ocurrió AF Creativa, una agencia fotográfica que resuelve los problemas de las empresas que no tienen un portfolio de sus productos. Todos tenemos una cámara en el bolsillo, pero sin gusto y sin saber, es muy difícil marcar la diferencia de la competencia si no buscas a un profesional. Ya no vale descargar una foto y ponerle tu logo, o comprar una foto de stock ya que muchas empresas tienen un producto propio, como un restaurante, que no exite una foto de su producto que tanto le ha costado inventar.

Actualmente soy padre de dos tesoros. Seguimos llevando la empresa familiar y estoy en el proceso de emprendimiento de montar mi propia empresa para contribuir a la sociedad, aportar y crear el valor de las empresas a través de mis imágenes.

Conoce nuestros servicios

Ver Servicios